Blog > noticias

Algunos consejos de alimentaci贸n mientras estamos confinados en casa

29-03-2020
Algunos consejos de alimentaci贸n mientras estamos confinados en casa

Si echamos una mirada positiva, ya hemos pasado la mitad del confinamiento y parece que nuestra capacidad de adaptación nos está permitiendo pasar esta etapa con cierta solvencia.

Como hemos venido afirmando en estos últimos artículos, es imprescindible que sigamos estando activos a pesar de permanecer en casa. No hay duda de que con un poco de disciplina y de imaginación se puede cada uno buscar sus propias alternativas según sus circunstancias.

Pero nos falta otra de las patas importantes para mantener unos hábitos saludables, como es la alimentación. ¿Qué  podemos hacer en estos días que tenemos la nevera y la despensa siempre disponibles y a menos de 10 metros?

Pues vamos con ello. Probablemente lo más complicado es controlar las emociones en esta situación de encierro en nuestras casas. ¿Cómo no me voy a comer una pastilla de chocolate con lo que me calma el estrés por el teletrabajo, los niños, las noticias de la pandemia y en general los cambios en nuestro estilo de vida por el Covid-19? ¿Y después cómo me quito esa sensación de culpabilidad por haberme comido el chocolate?

En primer lugar es necesario procurar controlar todas esas emociones. Es normal que ante esas nuevas situaciones vitales tengamos estas respuestas emocionales; por lo tanto, intentemos llevar todo esto con una cierta tranquilidad y no agobiarnos con el aparente caos. Y sepa que estas situaciones están muy ligadas a la comida. Por lo tanto no saquemos las cosas de quicio; estamos teniendo una respuesta a la crisis bastante normal.

Entonces ¿Qué hacer en estos días para controlar estos impulsos? La primera medida para mantener una alimentación saludable está lejos de la cocina. El primer control está en la cesta de la compra. Hacer la lista de la compra y ser disciplinado cuando se va a los supermercados es el primer elemento de una buena alimentación. En este sentido, ir a comprar justo después de desayunar –por lo menos no ir con hambre a las tiendas- nos evita las compras compulsivas. Es difícil comerse a media tarde un donut, por ejemplo, si no lo tenemos en casa.

En segundo lugar es necesario mantener el ritmo cotidiano de las comidas. Es normal un cierto relajamiento, pero si pasamos de las rutinas de ingestas habituales a comer o picar cuando me entre la gana, entonces los efectos de este mes de confinamiento pueden ser considerables (y recuerde que dentro de nada tenemos el verano encima).

Seguimos insistiendo en las propuestas de la aplicación de hacer 4 o 5 tomas diarias. Entendemos que es relativamente fácil seguir las 3 comidas principales, especialmente ahora que podemos dedicar un poco más de tiempo a cocinar, pero que el problema surge con el picoteo entre horas.

¿Qué debemos evitar entre horas? Pues lo ya sabido: evitar la bollería, las bebidas carbonatadas, los zumos industriales, los alcoholes, los snacks, los fritos, los embutidos, etc. Entonces, que podemos hacer para controlar esos “agujeros” en el estómago.

Tenemos un arsenal de productos que pueden ayudarnos a satisfacer esos impulsos sin que ataquemos nuestro organismo. Empecemos por las frutas: hay un arsenal de manzanas, mandarinas, plátanos, kiwis y fresas excelentes que nos ayudarán a pasar esas “hambres” entre horas.

Puede, además, combinarlas con lácteos como yogures o quesos frescos, que son más saciantes y aportarán más proteínas. Otros ingredientes para estos momentos son los frutos secos naturales o tostados como las nueces, almendras, pistachos, avellanas o similares (vigile las cantidades que llevan muchas calorías).

Otros alimentos que se están incorporando recientemente a los picoteos son las verduras crudas, como las zanahorias, el apio o los tomates, solos o con quesos frescos o hummus.

Son también aptos para estas horas las uvas o ciruelas pasas, con moderación también por el alto contenido en azúcares.

Es decir, que comiendo alguno de estos productos o combinándolos entre sí, en los conocidos “picoteos” pueden ayudarnos a pasar esas horas entre las comidas principales sin que tenga consecuencias en la salud… y en la báscula. Solo tiene que controlar las cantidades y variar los componentes. Es decir, no picar siempre lo mismo. Invente nuevas combinaciones.

Y si se toma una pastilla de chocolate (negro de más del 60%), o se toma una cola, una cervecita o un vaso de vino de vez en cuando, pues pelillos a la mar. Lo importante son las rutinas diarias y no agobiarse con el estrés añadido del confinamiento (por algunos llamado “confitamiento” porque nos vamos cociendo muy lentamente ;-)) 

Algunos consejos de alimentaci贸n mientras estamos confinados en casa

Te puede interesar

14-03-2020

Confinados en casa: 驴Qu茅 hacer?

Parece ser que vamos a tener que pasar una temporadita “medio recluidos” en nuestras casas como consecuencia de las medidas para contener la expansión del coronavirus. Las autoridades han decidido tomar medidas drásticas y solo se nos deja salir de casa para trabajar, comprar alimentos y fármacos, ir a centros sanitarios y atender a nuestros mayores, principalmente.
05-03-2020

驴Tambi茅n aqu铆 el coronavirus? Bajemos la tensi贸n y seamos realistas

¿Saben qué le dicen la malaria y la gripe común al coronavirus? Porfa, pásanos tu “community manager”. Porque realmente no ha habido nunca una campaña de márketing global… y gratuita, como esta del coronavirus, oficialmente denominado “covid19”; ¡Es la envidia de todas las multinacionales tecnológicas americanas y chinas!