Blog > noticias

AzĂșcar a raya frente a los excesos

02-12-2020
AzĂșcar a raya frente a los excesos

Probablemente estés consumiendo más de lo que deberías y no te hayas dado cuenta aún
Desde hace años la población mundial está viviendo una auténtica epidemia respecto al consumo de azúcar. Lo que está provocando directamente un aumento en los índices de obesidad y diabetes, así como el número de afecciones cardiovasculares.

No es una novedad que nutricionistas y médicos aconsejen reducir o hasta incluso eliminar el consumo de azúcar de nuestra dieta. Pero en el aspecto que ahora inciden muchos expertos es en la necesidad de reducir el consumo de azúcar indirecto. Es decir, el que introducimos en nuestro cuerpo a través de los alimentos procesados.

La realidad es que existen muy pocos productos procesados que no contengan en su composición azúcares.  Aunque esta afirmación es algo que no todos tienen tan clara. En general tendemos a pensar que el azúcar sólo se encuentra en los alimentos dulces y esto es un completo error. ¿Sabías las salchichas o incluso los pepinillos en vinagre tienen azúcar en su composición? Otro de los escondites favoritos del azúcar son las bebidas azucaradas, los zumos y los refrescos.

Ejemplos reales:
Un refresco de cola de 250ml contiene aproximadamente unos 35 g de azúcar, el equivalente a una cucharada de azúcar rebosante en una sola lata.
Dos barritas sustitutivas de comidas (64g) tienen 19 g de azúcares, lo que equivale a casi 5 terrones de azúcar.
Un vaso de Batido de chocolate de unos 250ml tiene 33,5g de azúcares, equivalente a 8,4 terrones.
Una cucharada de sirope equivale a 5,7 terrones.
4 galletas (92g) tienen 34g de azúcar, equivalente a 8,5 terrones.
Una pizza barbacoa individual tiene 17g de azúcar, equivalente a 4,2 terrones.
Un paquete de Salchichón de 120g contiene 6g de azúcares, equivalente a 1,5 terrones.
Puedes ver otros muchos ejemplos en la web: sinazucar.org

Como veis, es realmente importante que prestemos atención a la composición de los alimentos que consumimos habitualmente, ya que podríamos estar obviando importantes cantidades de azúcar presentes en su composición, las cuales estarían pasando directamente a nuestro organismo cada día. Es importante saber que el exceso de azúcar no se metaboliza por lo que finalmente termina convirtiéndose en grasa, aumentando tu porcentaje magro total.
A partir de ahora recuerda leer todas y cada una de las etiquetas nutricionales y comprueba la cantidad de azúcar que posee para para evitar llevarte sustos indeseables.

Recuerda que debes seguir una dieta equilibrada, incorporar la actividad física en tu rutina y reducir la cantidad de azúcar añadido que consumes diariamente.

¿No sabes cómo hacerlo? Nosotros te ayudamos proporcionándote una dieta y planning de actividad física cada semana. Además, en C +150 te ofrecemos unos consejos básicos para ayudarte a reducir su ingesta en tu vida diaria. Únicamente deberás incluir unos pequeños cambios en tu rutina. 

1.SUSTITUYE:
Cambia el azúcar de mesa por edulcorantes y si es posible naturales como la Stevia o el Xilitol.
Bebe agua en lugar de refrescos embotellados cuando tengas sed. Eso te mantendrá adecuadamente hidratado y sin calorías ni azúcar extra.

2. ELIGE SIEMPRE LO NATURAL:
Opta por alimentos saciantes y nutritivos en tus descansos como son la fruta fresca y los frutos secos al natural. Debes evitar en la medida de los posible los alimentos pre cocinados o procesados como zumos envasados o bollería ya que contienen una altísima cantidad de azúcar.
Reemplaza los zumos por piezas de fruta enteras. En la mayoría de los casos los zumos al perder la piel, pierden con ella mucha de la fibra presente en la fruta natural, lo que provoca que la glucosa en sangre aumente de manera significativa. Y por tanto va a aumentar el índice glucémico de esa fruta.
Al igual que en los zumos y la fruta sucede con las verduras y los purés. Su consumo natural favorece la lenta absorción, una propiedad que pierden al hacerlas puré.
En el caso de consumir zumos, es importante evitar los envasados comerciales debido a su gran contenido en azúcares añadidos. Recuerda esta premisa, cuanta menos elaboración tenga un alimento, ¡MEJOR!

3. OJO EN LA COCINA:
Productos como la pasta o el arroz, se deben consumir al dente, ya que una cocción mayor provoca una absorción más rápida de los hidratos de carbono y por tanto la glucosa en sangre se eleva de forma importante.
Cuida el desayuno, esta es una de las comidas diarias donde es más fácil caer en el consumo excesivo de azúcar gracias a los alimentos ultraprocesados habituales de esta comida:  Galletas, cacao soluble, zumos, bollería... Intenta escapar de ellos y opta por productos elaborados en casa. Dedícate unos minutos para cocinar unos huevos, algo de verdura o, si prefieres el sabor dulce, unas ricas tostadas acompañadas de margarina o un yogur natural con fruta.

4. EVITA LA TENTACIÓN:
Al final por mucho que lo intentes es imposible caer en las garras del azúcar de vez en cuando, pero si restringimos su compra y evitamos llevar a casa ciertos alimentos es más probable que logremos escapar de los excesos indeseados.
Para conseguirlo, cuando vayas a hacer la compra recuerda no hacerlo con el estómago vacío, ya que el hambre puede llevarte a comprar de forma impulsiva alimentos muy calóricos. Y es que según un trabajo publicado en JAMA Internal Medicine, si hacemos la compra con sensación de hambre tendemos a adquirir productos más calóricos lo que, a la larga, nos puede hacer aumentar de peso. ¡Así que mucho cuidado con esto!
Por último, si ya estás dentro del supermercado con esos deliciosos bollitos con chocolate en la mano intenta hacer el esfuerzo de parar un segundo a leer las etiquetas. Cuando revises el listado, si el azúcar aparece en los primeros lugares de la lista ¡suéltalo inmediatamente!  ¿Por qué? Sencillo, el lugar que ocupan los componentes dentro del listado no es arbitrario. Estos se ordenan en función de la proporción que contiene el producto de esa sustancia.  Por lo que, si el azúcar aparece de los primeros puestos, significa que el producto que estabas a punto de comprar contiene una elevada proporción de azúcar en su composición, la cual recuerda que intentas evitar.
Aplicando todos estos pequeños trucos y consejos notarás como tu consumo de azúcar se reduce considerablemente. Son pequeños cambios en la rutina, que, aunque en principio parezcan algo difíciles de conseguir, al final tienen su recompensa. Además, debes recordar que el azúcar es una sustancia tremendamente adictiva, por lo que a medida que vayas rebajando su consumo, irás notando que tu ansia por consumirlo va disminuyendo poco a poco. En nuestros programas apostamos por una vida saludable basada en los productos naturales, la dieta mediterránea y el ejercicio moderado. Entra en nuestra web y descubre que un nuevo modo de vida es posible.
 

AzĂșcar a raya frente a los excesos

Te puede interesar

18-11-2020

SOS ÂżEstĂĄ tu cuerpo gritando auxilio?

La mala alimentación puede manifestarse de muchos modos en tu organismo
11-11-2020

Conoce los horarios que marcan tu cuerpo

Saber cómo funciona tu reloj biológico te ayudará a mejorar tu estado general.