Blog > noticias

C贸mo se estructuran los desayunos en C+150

21-11-2019
C贸mo se estructuran los desayunos en C+150

No es cierto que el desayuno sea la comida más importante del día, ni siquiera que todos tengamos que tener los mismos hábitos alimenticios. Hay personas que se levantan con un hambre que “se comerían un buey” y otras que difícilmente se toman algo caliente. Pero vayamos por  partes.

La importancia del desayuno radica en que se viene de un periodo de 8 o 9 horas en las que no se ha ingerido nada, y se inician las primeras actividades del día con desplazamientos, bastante largos en muchas ocasiones, hacia el trabajo/estudio.

Dicho esto, no existen evidencias científicas que justifique esa aparente importancia, y hasta incluso la propia pregunta no tiene demasiado sentido. Lo importante es la ingesta diaria, y el hecho de que se tome alimentos nada más levantarse o al cabo de 2 o 3 horas no es significativo, máxime con la facilidad de acceder a los alimentos que tenemos en la actualidad.

Por lo tanto, a pesar de que nuestra propuesta recoja siempre 5 ingestas diarias, no se agobie. Cada persona puede adaptar la propuesta a sus hábitos y costumbres… siempre que después equilibre esa omisión en las siguientes tomas.

¿Qué se debe tomar en el desayuno? Pues se puede comer cualquier alimento saludable, desde las sobras de la noche anterior hasta el típico café con leche. De todas formas, respetando nuestras costumbres y formas de vida, hacemos una propuesta bastante tradicional, evitando los alimentos “prohibidos” como la bollería y las galletas.

Prácticamente todos los desayunos están compuestos por una taza de café o té, con o sin leche (mejor desnatada o semi), que active nuestro cerebro, junto a alimentos que nos aporten hidratos de carbono, que van desde las tostadas de pan integral con aceite hasta los cereales (mejor integrales; nunca azucarados o con chocolate), junto a algún tipo de fruta de temporada.

Con respecto a estas últimas, es preferible ingerir la fruta entera, en segundo lugar licuada y en tercer lugar en zumo, añadiendo la pulpa. La toma de zumos sin pulpa supone prácticamente tomar agua con fructosa. Lo que sí se debe evitar son los zumos o néctares embotellados por la alta concentración de azúcares añadidos que tienen. Viviendo en España siempre hay frutas de temporada de gran calidad muy asequibles.

A pesar de que no suela entrar en nuestras costumbres, es preciso incorporar proteínas en el desayuno. Los huevos, el jamón ibérico y el lacón son recursos fáciles de integrar en nuestras rutinas, y por eso se incorporan en las  propuestas de C+150.

Una última propuesta que hacemos para los desayunos. Procure variarlos prácticamente de día en día. De la misma manera que no  comemos ni cenamos siempre lo mismo, no tiene sentido que siempre desayunemos las mismas cosas. Si toma cereales integrales, varíe entre maíz, avena, trigo o muesli; cuando tome tostadas, que sean con aceite o con tomate, o con alguna proteína.

Y disfrute para empezar el día

C贸mo se estructuran los desayunos en C+150

Te puede interesar

28-11-2019

Por qu茅 es importante la fuerza en los programas de actividad f铆sica para la salud

La fuerza no sólo sirve para desarrollar la masa muscular, también es una de las mejores formas de acelerar el metabolismo basal y por lo tanto perder grasa  
18-11-2019

隆Cuidado con los productos light!

No todo es tan bueno cómo parece