Blog > noticias

Los paseos cortos después de las comidas podrían reducir el riesgo de diabetes

24-03-2021
Los paseos cortos después de las comidas podrían reducir el riesgo de diabetes

Un estudio reciente muestra que las personas mayores con riesgo de contraer diabetes que dieron paseos de 15 minutos después de cada comida mejoraron su nivel de azúcar en sangre.

La investigadora principal, Loretta DiPrieto, catedrática de la Facultad de Salud Pública y Servicios de Salud de la Universidad George Washington en Washington D.C, señaló que tres paseos después de comer funcionaron mejor para el control del nivel de glucemia que un paseo de 45 minutos por la mañana o al anochecer.

Aproximadamente 79 millones de estadounidenses están en riesgo de diabetes tipo 2, en la que el cuerpo no crea la suficiente insulina o no la usa de manera eficiente. Tener sobrepeso y llevar un estilo de vida sedentario aumentan el riesgo. La nueva investigación de DiPrieto, aunque se probó sólo en 10 personas, sugiere que los paseos cortos pueden reducir ese riesgo si se producen en el momento adecuado.

Este es uno de los primeros estudios que realmente abordan la importancia del momento en que se realiza ejercicio con respecto al beneficio en el control del azúcar en sangre. En el estudio, los paseos empezaron media hora después de terminar cada comida.

La investigación fue publicada el 12 de junio en la revista Diabetes Care.

Para llevar a cabo el estudio, DiPrieto y colegas pidieron a 10 personas mayores, con un promedio de 70 años de edad. Los participantes completaron tres protocolos de ejercicios ordenados aleatoriamente espaciados en cuatro semanas, tomaron comidas estandarizadas y sus niveles de azúcar en sangre se midieron continuamente durante cada estadío de 48 horas.

Después de la comida, el alto contenido de azúcar en sangre es un factor de riesgo clave en la progresión de la intolerancia a la glucosa (prediabetes) a la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiovascular, alertó DiPietro. 

El equipo observó que el momento más efectivo para ir a dar un paseo tras la ingesta de alimentos fue después de la cena. El aumento exagerado de azúcar en la sangre después de esta comida a menudo dura hasta bien entrada la noche y temprano por la mañana y esto se frenó significativamente en cuanto los participantes comenzaron a caminar en la cinta, destacó DiPietro.

La mayoría de la gente ingiere una gran comida durante la tarde o la cena y luego se echan una siesta o ven la televisión. "Eso es lo peor que puede hacer -dijo DiPietro-. Se debe digerir un poco la comida y luego salir y moverse". Una caminata cronometrada tras una gran comida por la noche es especialmente importante, ya que esta investigación sugiere que el aumento después de la cena del azúcar en sangre es un factor determinante de los niveles de glucosa excesivos en 24 horas, según DiPietro.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., el Instituto Nacional del Envejecimiento de EE. UU. y el Centro de Investigación sobre la Nutrición Humana Beltsville del Departamento de Agricultura de EE. UU.

Fuente: http://care.diabetesjournals.org/content/early/2013/06/03/dc13-0084.abstract

Los paseos cortos después de las comidas podrían reducir el riesgo de diabetes

Te puede interesar

10-03-2021

Los arandanos un afiliado inesperado

Las dietas saludables tienen en los arándanos y las uvas rojas uno de sus alimentos indispensables
04-03-2021

Ejercicio contra el síndrome de piernas inquietas

El síndrome de piernas inquietas es trastorno padecido por más personas de las que nos imaginamos y uno de los efectos secundarios de los tratamientos de hemodiálisis. ¿Lo podemos combatir?