Blog > noticias

SOS ¬ŅEst√° tu cuerpo gritando auxilio?

20-08-2020
SOS ¬ŅEst√° tu cuerpo gritando auxilio?

La mala alimentación puede manifestarse de muchos modos en tu organismo.

Nuestro organismo es una máquina diseñada escrupulosamente para trabajar de forma eficiente bajo cualquier situación de adversidad que le pongamos nosotros, los humanos.

Cuando surgen problemas, el cuerpo enciende sus alarmas y deja a la vista ciertas evidencias físicas o psicológicas con las que intenta avisarnos de que algo no va bien.

Uno de los problemas más frecuentes en la sociedad actual es la mala alimentación, de acuerdo con el informe sobre la carga mundial de enfermedades publicado en «The Lancet», la mala alimentación genera ahora más enfermedades que la inactividad física, el alcohol y el tabaquismo juntos.

Sin embargo, es posible reparar estos daños si sabemos detectarlos a tiempo. Aprender a reconocer los síntomas puede evitar que estos deriven en problemas mayores.

 

¿Cuáles son los Síntomas de una mala alimentación?

Cada cuerpo responde de forma diferente a la carencia de nutrientes, pero hay ciertos síntomas que afectan de forma generalizada, aunque con intensidades variables.

 

Cabello seco, uñas quebradizas.

El cabello y las uñas son uno de los indicadores más relevantes a la hora de juzgar con un simple golpe vista el estado de salud de una persona.

El análisis es aún más revelador a la hora de determinar carencias proteicas y nutricionales en el organismo.

Un cabello frágil, seco y quebradizo es síntoma de alimentación perjudicial producto de una dieta inadecuada.  En el caso de las uñas, la deformación y el color indican fundamentalmente una carencia de hierro y nutrientes como lo demuestra

Como consecuencia de una alimentación insuficiente las uñas crecen deformes y desparejas. Así como con unas reconocibles manchas blancas en su superficie.

 

Problemas bucales

Uno de los síntomas reveladores de una alimentación inadecuada es la aparición de problemas de salud bucal como la queilitis angular comúnmente conocida como perleche o boqueras. Este problema es el resultado de unos niveles deficitarios de riboflavina (B12) y hierro en el cuerpo y se caracteriza por una serie de inflamaciones, lesiones y en el peor de los casos, pequeñas grietas, que se producen en la comisura de los labios.

Otra de las evidencias del desajuste nutricional es el color lingual. En las personas cuya alimentación es inadecuada, la lengua adopta un color inusualmente pálido llegando incluso a inflamarse en algunos casos.

Por último, los dientes también son unos grandes reveladores de nuestra salud alimenticia.  Los principales problemas asociados suelen ser:  las caries y la erosión, la mala oclusión dental y los problemas periodontales.

 

Fuertes fatigas repentinas

Este es un claro síntoma de la falta de hierro que puede derivar en una futura anemia ferropénica a medio-largo plazo.  La falta de nutrientes, minerales o la alimentación escasa en los mismos es una de los principales factores para desarrollar cuadros anémicos.

Aunque no sólo es indicador de este problema. También revela la presencia de otras enfermedades de diversa gravedad, por lo que si sufres fuertes fatigas de forma espontánea es conveniente que te pongas en contacto cuanto antes con tu especialista.

 

Problemas intestinales

La diarrea y el estreñimiento son dos de los problemas intestinales más comunes vinculados a la alimentación deficitaria.

El motivo de su aparición puede ser muy diverso, pero en la gran mayoría de los casos está relacionado con la digestión y la absorción de nutrientes. En los casos de diarrea crónica, los nutrientes son mal absorbidos y la alimentación declina considerablemente. También es algo que muy a menudo sufren los celíacos, pero la aparición de la diarrea significa que hay una alimentación inadecuada.

En cuanto al estreñimiento, la mayoría de los médicos coinciden en que tiene su origen en el estrés, la dieta inadecuada y la falta de ejercicio físico.

Desde Ivitalia promovemos un estilo de vida activo y saludable, basado en una rutina de ejercicio moderado y una dieta equilibrada.

Es importante cuidar nuestra alimentación, más allá del factor estético e incluso cuando ni tan siquiera deseamos obtener cambios directos en nuestra figura.

Los hábitos alimentarios se reflejan de forma inevitable en muchas partes de nuestro organismo, de tal forma que la imagen que estamos ofrecemos al exterior es una evidencia de nuestra forma de alimentarnos.

Por tanto, en gran medida al final “somos lo que comemos”, por lo que ¡presta siempre especial atención a tu dieta!

SOS ¬ŅEst√° tu cuerpo gritando auxilio?

Te puede interesar

05-08-2020

¬ŅSudar adelgaza?

¿Sudar adelgaza? ¿Qué hay de cierto en esta popular leyenda? Te lo contamos. Existe una creencia muy extendida entre las personas que desean perder peso y es que sudar acelera la pérdida de peso.
27-07-2020

El 44% de los espa√Īoles gan√≥ peso durante el confinamiento.

Aún queda tiempo y esfuerzo para ir conociendo los efectos reales del COVID19 y del confinamiento sobre la salud pública en España, por  no hablar de los efectos económicos. De la misma forma que los historiadores dicen que “los muertos en las guerras se cuentan al final” tendremos que esperar bastante tiempo en conocer los efectos de esta pandemia en la población.